Crítica: “El regalo” (Joel Edgerton, 2015)

gift_posterDe espectros incompletos y lobos insaciables:

Esta crítica contiene spoilers sobre la trama. Quien no haya visto el film queda avisado.

El argumento del film gira en torno a un joven matrimonio cuyas vidas se verán totalmente alteradas después de que una sombra del pasado comience a dejarles misteriosos regalos y se revele un horrible secreto que permanecía enterrado varias años. El pasado no olvida ni perdona.

Tras casi una década destacando como actor -sobre todo a partir de la notable “Animal Kingdom”- y después de firmar varios cortos en Australia, Joel Edgerton debuta en el largometraje con este peculiar thriller, de premisa interesante y resolución mejor de lo aparente, que esquiva de forma hábil el thriller doméstico al uso (muy de moda en los noventa con cintas del estilo “De repente, un extraño”, “Mujer blanca soltera busca…” o “La mano que mece la cuna”) y eleva el drama al terreno moral con la inclusión de un tema de espinosa actualidad. ¿Cuáles son las verdaderas secuelas de un acoso escolar (bullying) continuado?. ¿De una mentira mezquina e infame?. Infinitas. Desde problemas psicológicos graves, autoestima por los suelos, carácter introvertido, ideas suicidas y hasta enfermedades físicas de difícil tratamiento. Todo acoso o maltrato genera heridas que jamás acaban de cicatrizar. Por muy superado que se tenga, siempre queda algo latente.

El regalo” es una revenge movie atípica, cocida a fuego lento para ser saboreada por la víctima acosada, y en definitiva altamente necesaria. Con un engranaje notable que poco a poco va poniendo las cartas sobre la mesa, Edgerton nos viene a decir que el perfil del acosador, del abusón y del macarra no depende del tiempo ni la edad ya que el fondo, su esencia, es inmutable. Y que el mundo está gobernado por personas sin moral, gente que logra el éxito y el ascenso profesional a costa de machacar y pisar al resto.

El triángulo del film está formado por Simon (Patrick Bateman), Robyn (Rebecca Hall) y Gordo (Joel Edgerton). Los dos primeros forman el típico matrimonio americano aparentemente perfecto. Adinerados, con una casa lujosa y que buscan formar una familia. Su paz se verá perturbada por una serie de regalos y unas inquietantes cartas que irán recibiendo de un antiguo y misterioso compañero de instituto de Simon. Edgerton poco a poco va construyendo a los personajes y desvelando sus verdaderas identidades con un control del tempo no apto para espectadores impacientes. Mientras Simon es un ser despiadado, egoísta, manipulador y oscuro de alma, Gordo sigue afectado por una vida llena de desgracias y dolor a causa del acoso y derribo que sufrió durante su adolescencia. Dentro de esa pequeña localidad siempre estará señalado e ignorado. Por su parte, Robyn es una chica inestable e insegura, de carácter frágil y asustadizo. Resulta paradójico que Simon, un delincuente (sin exagerar) que parece disfrutar maltratando psicológicamente a cualquiera que se le ponga en su camino o que simplemente le caiga mal, se haya casado con una mujer que sufrió acoso en su etapa estudiantil. Desde luego apostó por el camino más sencillo: pegar e insultar a los más débiles (de paso echándoles la culpa de que vivan anclados en el pasado) y engatusar a una pobre chica sin autoestima.

La dirección del film es sobria, sin demasiados efectismos ni excesos. Algunos la han criticado de sosa y falta de personalidad. Para el tipo de relato que narra, el trabajo de Edgerton tras las cámaras es correcto. No considero que sea necesario recurrir a planos espectaculares ni recursos visuales excesivamente estilizados para contar esta pequeña historia simple y directa. Y es que el ritmo creo que es uno de los grandes aciertos del film. Como toda buena venganza, es un plato que debe servirse frío. Y para que tenga la trascendencia necesaria requiere un determinado tiempo de desarrollo, minutos imprescindibles para que el espectador consiga identificarse emocionalmente con el tortuoso camino que tuvo que recorrer en solitario Gordo durante más de veinte años.

Quizás la escena más sublime del film (que a muchos parece no haber gustado) es la parte final. La utilización de un recurso como el vídeo -algo que siempre funciona-, con Gordo ataviado con una careta de mono, símbolo de la insatisfacción interna y de la desarmonía del mundo anímico, para inquietar e incrementar la impotencia del acosador acosado. Esa cortina que se cierra delante del rostro de Simon y esa figura que observa y disfruta de su pequeña porción de justicia varias décadas después antes de volver al anonimato y a la soledad más profunda. Pero la lectura del film no es únicamente que Gordo ha dado una lección a Simon, esa resultaría tan superficial como evidente. La verdadera víctima sigue siendo Gordo, que no quepa duda. Continuará sufriendo el rechazo e incomprensión de una sociedad insolidaria e injusta. Proseguirá su existencia señalado y marginado hasta el fin de sus días por aquella polémica historia surgida de la imaginación enfermiza de un ser despreciable. Su vida está rota y truncada para siempre. No existe maldición peor ni venganza lo suficientemente potente como para borrar eso.

Un film necesario que denuncia una triste e impune realidad que requiere imperiosamente un protocolo serio y efectivo.



LO MEJOR: Su apuesta por el suspense in crescendo. Cómo esquiva hábilmente el thriller doméstico al uso y eleva el drama al terreno moral. Su necesaria y contundente denuncia en clave de thriller de esa práctica tan execrable llamada bullying. Las actuaciones, todas muy correctas. Su humildad y honestidad.

LO PEOR: Alguna escena que recurre a efectismos baratos como subidas de volumen en escenas oníricas. Que pueda parecer un simple telefilm de sobremesa cuando posee un trasfondo subterráneo verdaderamente sórdido y tristemente real.


Título original: The gift.
Año: 2015.
Duración: 108 min.
País: EEUU.
Director: Joel Edgerton.
Guión: Joel Edgerton.
Música: Danny Bensi y Saunder Jurriaans.
Fotografía: Eduard Grau.
Reparto: Jason Bateman, Rebecca Hall, Joel Edgerton, Beau Knapp y Allison Tolman.
Productora(s): Blue-Tongue Films y Blumhouse Productions.
Distribuidora: A Contracorriente Films.
Trailer HD 1080p:

Posts que te pueden interesar...

Deja un comentario